Un ser vivo por el hecho de serlo y, a diferencia de la materia inerte, posee tres funciones vitales , que son:

1.Autoconservación: conjunto de funciones mediante las cuales todo ser vivo obtiene y transforma la energía (que necesita para poder realizar las demás funciones). ¿Cómo la "conseguimos" los seres vivos?. A través de la ingesta de alimentos y la posterior transformación metabólica. Este proceso nos facilita el aporte energético necesario para realizar las demás funciones. De sentido común parece que sin autorregulación no hay vida (también aplicable al resto del mundo animal).

2)Autorregulación: se trata del propio control que el ser vivo ejerce sobre sus funciones, el cual se obtiene mediante una serie de reacciones químicas en los diferentes orgános permitiéndole adaptarse a su entorno con todo lo que ello conlleva.

3)Autorreproducción: seres que dan origen a individuos semejantes. No podemos decir que son iguales pues se encuentran sometidos a un proceso evolutivo (más bien lento e inapreciable a corto y medio plazo). Este proceso resulta imprescindible para el mantenimiento de la vida en el planeta pues las condiciones del medio varían y, en consecuencia, los organismos vivos deben adaptarse y ser competitivos en su circunstancia.

¿Cuál de las anteriores funciones tiene mayor importancia?. Todas ellas parecen igualmente importantes, pero hay dificultades para indicar cuál es la que permite el mantenimiento de la vida en general.

Unos puede que piensen que se trata de la de autoconservación (por ejemplo, si no comemos no tenemos suficiente energía para llevar a cabo nuestras funciones y morimos, interrunpiendo la continuidad de la vida). Pero, como especie, se trata de la autorreproducción (pues si los seres vivos no tienen descendencia se interrumpe el ciclo de la vida en la tierra, lo que implica, más allá de la muerte del individuo, la de la propia especie).